«Como si me atravesaran una espada». Los últimos momentos de Kentaro Miura pudieron ser muy dolorosos

disección aórtica kentaro miura

La mañana del 20 de mayo nos enterábamos de la terrible tragedia desde la cuenta de Berzerk @berzerk_project, Kentaro Miura, uno de los más importantes e influyentes mangakas y escritores de fantasía negra contemporáneos había fallecido.

Kentaro Miura, que contaba con 54 años al momento de su partida, dejó un enorme hueco en la literatura nipona al no concluir su afamado manga Berzerk y ser de todos modos uno de los autores más influyentes, siendo inspiración para obras como Dark Souls, Goblin Slayer, Sekiro o Warhammer 40,000, por nombrar algunos.

1

Esto ha llenado de dolor y confusión a muchos fans del escritor alrededor del mundo. Intentando comprender lo sucedido hemos querido conseguir consuelo aprendiendo sobre su muerte.

¿De qué murió Kentaro Miura?

Sufrió de una disección aórtica. Un desgarre en la capa interna de la arteria aorta. Es una emergencia médica rara que suele ser confundida con un ataque corazón. Aunque los médicos pueden intentar salvar al paciente, por lo general suele ser mortal.

¿Podría haber sufrido mucho Kentaro Miura por esta enfermedad?

Lo cierto es que es muy probablemente sí. La afección se caracteriza no solo por la falta de sangre llegando a los órganos sino también por un tremendo dolor que aparece de forma inmediata con la presión del bombeo del corazón. Hay un dolor abrupto que aparece en todo el cuerpo. Un dolor «lancinante, (…) como si me atravesara una espada». Los signos vitales se deterioran y el dolor es muy intenso. Esta información la conseguimos en el siguiente vídeo.

El saber que Kentaro Miura pudo haber sufrido tanto al final de su vida, por supuesto, no nos hace sentir para nada mejor. Esperamos, finalmente, que ahora que su vida ha llegado a su fin, haya conseguido paz y tranquilidad. Nunca lograremos llenar el vacío que nos deja en la humanidad, pero el gran hueco en el que están afincados sus aportes como escritor y dibujante no podrían estar más llenos. QEPD.

2